lunes, 16 de junio de 2014

La maldad.

Tenemos que reflexionar una y otra vez sobre nuestra maldad, sobre si existe en nosotros alguna manifestación que tenga que ver con ella y si somos capaces de hacerle frente, entendiendo por esta acción el hecho de darse cuenta de nuestra "cosa fea" y tratar de enfocarla claramente para poder combatirla y erradicarla de nuestra vida.
¿Somos malos? ¿La maldad aparece disfrazada bajo otro rostro que si bien se puede mostrar totalmente opuesto a todo lo que tenga que ver con ella es en esencia parte de ella misma? ¿Está la maldad arraigada en nuestro corazón y todo lo que sale de nosotros lleva su sello? ¿Convivimos con la maldad y, pensando que hemos logrado controlarla y quitado de encima, estamos seguros de que no se cuela por el lugar menos pensado cuando interactuamos con nuestro entorno? ¿Somos parte de una fachada que se muestra débil y gentil con algunos pero que expresa todo su potencial maligno con otros? ¿Entendemos que la maldad puede apoderarse de cada uno de nosotros si no disponemos de una guardia y una fortaleza constantes para que ésta no nos gane por descuido? ¿Nos hemos dado cuenta de que no es necesario llegar a cometer grandes hechos horribles para ser malo y que con el menor atisbo de querer dañar al otro de la forma que sea, hasta la más imperceptible para los demás quizás, podemos estar haciendo mal también y en forma decisiva?
La maldad es una desagradable forma de moverse, asumir las cosas, estar parado frente a los demás y "decidir ser" en consecuencia. Todo lo que parte de ella no puede ser tenido en cuenta, como tampoco amparado, bajo ninguna circunstancia o punto de vista. Es en el pleno desarrollo y ejercicio de este desafortunado movimiento que todo se vuelve caótico, desangelado y helado.
No finjamos no verla cuando explota virulencia y putrefacción intentando que sus partículas nos abracen o al menos nos toquen y/o rocen. Estemos alerta, preparados y recubiertos de nuestra luz, nuestra estrella, o nuestra energía personal, cósmica o del tipo que cada uno sienta que pueda ser la que lo ampara; y blindados frente a cualquier manifestación que la maldad pueda adoptar sepamos que nada ni nadie nos toca si nosotros no se lo permitimos primero. Estemos seguros de esto porque es una verdad tan total que es la que mayor resistencia opone a quienes se mueven en su camino despidiendo, cada tanto, maldad; así sin más.
Existe entonces, está rodeándonos y en nuestro interior en muchos casos y oportunidades, y solo haciendo un constante e intenso trabajo personal podremos repeler la que viene de afuera y expeler la que encontremos en nosotros mismos.
No es traumático, ni complicado o desesperante, darse cuenta que quizás en alguna ocasión surja desde nuestro interior un ápice de maldad. A no desesperar, tranquilos. Lo crítico será avalar e incentivar ese atisbo encontrado dándole rienda suelta a nuestro posible oscuro ímpetu y no el hecho de quitar de nuestro Ser esa mancha descubierta, como será lo que seguramente estaremos haciendo la mayoría de nosotros, todos quienes queremos ser cada día mejores y vivir más plenamente.
Por eso cuando de la maldad se trate, sea la propia o la ajena, no nos sintamos temerosos ni oprimidos ya que será la propia fuerza y el propio amor el que nos protegerá y alejará de esa desagradable experiencia.

1 comentario:

Maria Eugenia Silva dijo...

LA MALDAD APARECE CUANDO UNO MENOS SE LA IMAGINA Y DE LA GENTE QUE MENOS ESPERA LA MALDAD -HOY SE MANDARON UNA MALDAD PESADO CONMIGO PERO ME SORPRENDIO TANTO QUE NO REACCIONE EN EL MOMENTO SE TRATABA DE UN PEDIDO DE TRABAJO ARTESANAL PARA DOS NIETAS DE UNA MUJER CONOCIDA Y EN VEZ DE DECIRME QUE TIENE PROBLEMAS O LE SURGIERON PROBLEMAS ECONÓMICOS ME EMPEZO A CRITICAR EL TRABAJO ANTE MUCHA GENTE -SOY TRANQUILA LE DIJE PORQUE NO ME AVISO POR TELEFONO QUE NO QUERIA LA SEGUNDA MUÑECA YA TE VOY A MOSTRAR LAS FOTOS SI LAS TENGO GUARDADAS Y ME DIJO COSAS QUE NO ERAN NECESARIAS TERRIBLE LE DIJE QUE SE QUEDE TRANQUI QUE LE DEVUELVO EL DINERO PERO YO DIGO ESTA BIEN LAS PUEDO VENDER PERO Y LA ACTITUD- LA MALDAD CON QUE SE EXPRESO -EL TIEMPO QUE ME LLEVO HACERLAS PARA ELLA PUDIENDO DEDICARME A OTRA TAREA ARTESANALYO CREO QUE LA MALDAD TAMBIEN TIENE MUCHO DE IGNORANCIA Y LO MÁS LAMENTABLE QUE ES UNA PERSONA MAYOR CON LA QUE TRATE NADA DE ETICA. SE NACE CON MALDAD NO HAY VUELTA .